UVR o Pesos, ¿cuál es la mejor opción en tu crédito hipotecario?

Septiembre 4, 2017 Blog

UVR o Pesos

 

Si estás por adquirir un nuevo crédito hipotecario, primero conoce estas opciones para pagar tu préstamo, claro está que depende de tus necesidades, tu perfil de riesgo y presupuesto. Saber seleccionar la modalidad de tu crédito hipotecario es una decisión vital para tu estabilidad económica, sabiendo que el plazo de la deuda que vas adquirir esta entre 5 y 15 años.

 

Por lo general las entidades bancarias ofrecen hasta el 70 por ciento del valor del inmueble y estos créditos los puedes determinar en pesos o en Unidad de Valor Real (UVR). Esta última opción se ajusta diariamente de acuerdo con la inflación. Esto quiere decir, que cuando esta sube demasiado, los valores de tu deuda también crecen y las cuotas de tu crédito que debes pagar. Si la situación es al contrario la inflación es baja, tu como deudor eres beneficiado, puesto que pagarás cuotas más bajas.

 

Lo primero que debes hacer es estudiar al momento de elegir cómo están los niveles de inflación, el crecimiento económico, tus ingresos y lo más importante tu perfil de riesgo. Si eres una persona conservadora es preferible que elijas un sistema de cuota fija en pesos, si por el contrario eres una persona que toma riesgos puedes adquirir tu crédito en UVR, así le apostarías a que los niveles de inflación bajen y obtengas tu crédito barato.

 

Te explicaremos las tres opciones para pagar un crédito hipotecario:

 

  1. Cuota fija en pesos: Esta será la misma durante los 10 años del crédito, esta es la cuota o la manera más fija para pagar tu deuda, ya que desde el principio conoces cuánto vas a pagar y el tiempo. Además no sufrirás si las tasas de interés suben o bajan.
  2. Cuota fija en UVR (Cuota baja): La cuota en UVR será fija durante el crédito, pero recuerda que la UVR se ajusta de acuerdo con la inflación. Si consideras que tu sueldo va aumentar en el largo plazo, esta es la mejor opción para ti. Así puedes destinar más dinero para el pago de tu deuda. En esta opción comienzas con la cuota más baja de todas, por lo que el banco exige una menor capacidad de pago a los solicitantes que las otras modalidades, así el abono a capital es menor y el riesgo está en la inflación, la cual puede hacer que tu deuda crezca o disminuya.
  3. Abono constante a capital en UVR (Cuota media): Esta modalidad te permitirá arriesgarte y tener un buen ahorro, apostando a que la inflación baje. Además te genera un menor costo financiero debido a que presenta mayor abono a capital desde tu primera cuota. Si eres un inversionista arriesgado con altos ingresos esta es tu mejor opción.

 

Y en Vivienda Conconcreto tenemos los inmuebles ideales para que realices la mejor inversión, conócelos en: 

http://www.viviendaconconcreto.com/proyectos/